EL MUNDO

Al menos 17 muertos y más de 46.500 hectáreas arrasadas causaron los incendios en California