ECONOMÍA

Cuatro de cada diez pesos que se pagan por los alimentos son impuestos