EL MUNDO

Donald Trump anunció un ataque inminente a Siria y provocó a Rusia