EL MUNDO

Dibujó el álbum del mundial porque sus padres no podían comprarle figuritas