EL MUNDO

Murió un socorrista en la cueva de Tailandia tras haber suministrado provisiones a los niños atrapados