EL MUNDO

El Papa Francisco comparó el aborto con recurrir a “un asesino a sueldo”