EL MUNDO

Así quedó la catedral de Notre Dame tras el voraz incendio