EL MUNDO

Le hicieron una multa millonaria y la pagó con monedas para vengarse de la Policía