POLICIALES

Una joven de 21 años fue secuestrada y apareció con la boca, las orejas y las manos pegadas