EL MUNDO

El asesino del calendario: las sedujo y las mató el mismo día, en dos países distantes, con 5 años de diferencia